Comisión Antisida de La Rioja

 



Hay razones de sobra para hacerse la prueba del VIH


El desconocimiento del estado serológico tiene implicaciones sobre la salud individual y comunitaria. Se estima que en España hay entre 120.000 y 130.000 personas infectadas por el VIH y de ellas, más de una cuarta parte (25-30%) aún no lo sabe. Es decir, hay aproximadamente 35.000 personas que han tenido prácticas de riesgo y que, por desinformación, por miedo al estigma y la discriminación, por falta de una adecuada percepción del riesgo o por no acudir a los servicios sanitarios, no se están beneficiando de los tratamientos existentes altamente eficaces y no están adoptando las medidas de prevención adecuadas para evitar la transmisión.

 

El retraso del diagnóstico supone un impacto muy negativo sobre la persona y la comunidad. Si has tenido prácticas de riesgo, anímate a hacerte la prueba del VIH: "Hay razones de sobra para hacerse la prueba del VIH".

 

¿Qué es y para qué sirve la prueba de determinación de anticuerpos anti-VIH

La prueba del VIH es la única forma fiable de saber si una persona está o no infectada por este virus.

El principal método indirecto para la determinación de anticuerpos anti-VIH es un análisis de sangre en el que detecta si existen o no anticuerpos frente al virus. No dice si una persona tiene SIDA, sino que ha estado en contacto con el virus que lo provoca. Esta prueba es bastante fiable y se denomina E.L.I.S.A. Es la técnica rutinaria y el primer análisis que se realiza a una persona interesada en hacerse la prueba, pero un sólo resultado positivo de la ELISA no es suficiente para definir a una persona como seropositiva. Esta prueba se complementa con otras como la Western-Blot, de carácter más específico.

 

Es necesario recordar que se debe dejar pasar un tiempo (al menos 3 meses) entre la práctica de riesgo y la realización de la prueba –el llamado período ventana- para dar tiempo al organismo a producir anticuerpos ante la eventual presencia del virus. Si la prueba se realiza antes de tres meses, el resultado no es definitivo y habrá que repetirla después de transcurrido ese periodo ventana.

 

 

Los métodos directos (que detectan el virus mismo o uno de sus componentes) pueden consistir en:

 

  • El aislamiento del virus mismo a partir de los linfocitos. Ésta es una técnica muy costosa reservada a la investigación.
  • La búsqueda del antígeno P24. El antígeno P24 es una proteína viral característica del VIH, de forma que si la persona está infectada puede demostrarse su presencia en la sangre y establecer el diagnóstico de infección por VIH.
  • La técnica PCR, consistente en la amplificación de una parte del material genético del VIH un millón de veces, permite detectar la presencia del virus incluso en pequeñas cantidades en la sangre.

 

¿En qué consisten las pruebas rápidas de detección del VIH?

 

Estas pruebas son rápidas en cuanto al tiempo de espera desde la extracción de la muestra de saliva hasta la obtención del resultado, no en cuanto al tiempo que se tarda en producir anticuerpos detectables desde el momento de la infección (denominado periodo ventana).

 

Un resultado negativo no requiere confirmación, pero un resultado positivo a estas pruebas requiere una confirmación posterior de laboratorio.


¿Dónde se realiza la prueba?

En La Rioja, dentro del sistema sanitario, se realiza la prueba del VIH de forma confidencial en:


  • La sede de la Comisión Anti-Sida. Realizamos la prueba rápida, solicitando cita previa en el teléfono 941 25 55 50.
  • Los centros de salud, a través de los médicos de familia.
  • En la Consulta de ETS, los martes de 13:30 a 14:15 horas (no es necesaria cita previa). La Consulta de Enfermedades de Transmisión Sexual se encuentra en el Hospital San Pedro (c/ Piqueras, 98 Logroño). Edificio de Consultas. Consulta Nº 5.


Test rápido del VIH en la Comisión Anti-Sida

En la Comisión Anti-Sida de La Rioja realizamos el test rápido del VIH de forma anónima y confidencial.

Para ello, sólo es necesario solicitar cita previa en el teléfono 941 255 550. Recuerda que debe haber trascurrido un periodo mínimo de 3 meses para que el resultado de la prueba tenga validez.

El proceso es sencillo: Con una pequeña paleta se toma una muestra de fluido oral. La muestra es introducida en una solución que permitirá leer los resultados en unos 20 minutos.

La precisión del test rápido utilizado es del 100% en resultados negativos y superior al 99% en caso de resultados positivos.

En caso de un resultado positivo se ofrecerá, además de apoyo emocional y las herramientas básicas para facilitar el proceso de adaptación, el acompañamiento al Hospital San Pedro para la realización de las pruebas confirmatorias pertinentes.

Para cualquier duda, llámanos. 

Consentimiento y confidencialidad

Toda persona que quiera realizarse una prueba diagnóstica, debería ser informada previamente sobre los beneficios y los riesgos de conocer su condición serológica. Entre las consecuencias beneficiosas de conocer lo antes posible un resultado positivo podemos destacar: un mejor control de la evolución de la enfermedad, la posibilidad de comenzar un tratamiento en caso necesario, tomar medidas de autocuidado y la protección de la transmisión del virus a terceras personas.

No te pueden hacer la prueba del VIH sin antes habértelo consultado.

El resultado de las pruebas diagnósticas del VIH debe ser de uso exclusivamente clínico y ser comunicado al paciente. Solamente cuando éste sea menor de edad o esté jurídicamente incapacitado, es lícito informar a los padres o tutores.

¿En qué situaciones puede estar indicada la prueba?

La realización de la prueba del VIH es obligatoria en los casos de donación de sangre, órganos, semen y óvulos. Pero cualquier persona puede solicitarla voluntariamente, y es conveniente hacerlo si se han tenido conductas de riesgo o ante la sospecha de transmisión durante alguna relación sexual.

RECUERDA: La realización de la prueba del VIH no debe conducir al abandono de las medidas preventivas cada vez que se tengan comportamientos de riesgo. Procura utilizar siempre el preservativo y evita compartir agujas o jeringuillas.

¿Qué significan los resultados de la prueba?

El resultado de la prueba puede ser:

  • POSITIVO: Si se obtiene un resultado positivo en la prueba rápida, el siguiente paso será realizar la prueba de confirmación, denominada Western Blot. Esta permitirá determinar si el diagnóstico es correcto, ya que detecta los anticuerpos de forma más precisa. Esta prueba tiene un coste más elevado y es por ello que se utiliza como prueba de confirmación. Un resultado positivo significa que esa persona tiene anticuerpos contra el VIH, que se ha infectado con el virus y que debe tomar precauciones para no transmitirlo a otras personas y para no reinfectarse. Una vez infectado debemos seguir protegiéndonos puesto que en cada relación sexual sin protección podemos estar introduciendo virus en nuestro organismo. En este caso se dice que la persona es portadora del VIH o seropositiva* si no presenta síntomas de la enfermedad. 

 

*Ser seropositivo no equivale a tener la enfermedad del Sida, simplemente indica la existencia de infección. A partir del momento en que una persona es seropositiva puede transmitir la infección a otras personas a través de las diferentes vías. Por este motivo debe tomar medidas para evitar trasmitir el virus a otras personas, pero también para protegerse a sí misma de posibles reinfecciones que aumentarían el riesgo de progresar la infección más rápidamente hacia la enfermedad.

 

  • NEGATIVO: Significa que no se han producido anticuerpos y por tanto no se está infectado por el VIH. Este resultado sólo es fiable si se ha respetado el periodo ventana, es decir, que hayan pasado al menos 3 meses desde que tuvo lugar la práctica de riesgo.

RECUERDA: Un resultado negativo no te protege “para siempre” del virus. Es necesario que seas consciente de tus comportamientos y pongas los medios necesarios para evitar la infección.