Comisión Antisida de La Rioja

 



¿Qué es el VIH?

El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un retrovirus que ataca al sistema inmunitario de la persona infectada. El sistema inmunitario es la defensa natural de nuestro cuerpo frente a los microorganismos infecciosos, como las bacterias, virus y hongos capaces de invadir nuestro organismo.

En concreto, el VIH ataca y destruye los linfocitos CD4, que son un tipo de células que forman parte del sistema inmune y que se encargan de la fabricación de anticuerpos para combatir las infecciones causadas por estos agentes externos.

¿CÓMO ACTÚA EL VIRUS EN EL ORGANISMO?

 

El VIH ataca el sistema inmunitario del organismo en el cual se introduce, produciendo un deterioro grave y progresivo de dicho sistema impidiendo  cumplir su misión de defensa. El VIH, como el resto de los virus, sólo puede vivir en el interior de una célula, aprovechando el metabolismo de ésta para poder reproducirse y desarrollarse. Para ello utiliza como célula huésped a los linfocitos T4 que son los que dirigen la defensa del organismo. El virus introduce su material genético (ARN) dentro de la célula y a partir de este momento, y gracias a una enzima, el ARN del virus se transforma en ADN que se une al ADN propio de la célula produciendo progresivamente la destrucción celular. 


¿QUÉ ES EL SIDA?

 

SIDA son las siglas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Es la forma más grave de la infección provocada por el Virus de la Inmunodefienciencia  Humana (VIH). Es una enfermedad infecciosa, caracterizada por la aparición de otras infecciones oportunistas y determinados cánceres producidos como consecuencia de una  destrucción  progresiva del sistema inmunitario del organismo.

La existencia de una o varias enfermedades permite diagnosticar  el SIDA una vez se ha comprobado la presencia en la sangre de anticuerpos VIH (prueba para la determinación de anticuerpos).

El Sida es el último periodo de la infección por el VIH. Por este motivo pueden existir personas infectadas por el virus y que no han desarrollado la enfermedad, pero que pueden infectar a otras personas.

VIH ≠ SIDA

VIH y sida no son sinónimos, tener VIH no significa tener sida. Estar infectado por el VIH significa que el virus está en tu organismo multiplicándose, lo que provoca que tu sistema inmunológico se debilite, pero no necesariamente que desarrolles una enfermedad.