Comisión Antisida de La Rioja

 



El preservativo (masculino o femenino) es el método más eficaz para prevenir la infección por el VIH en las relaciones sexuales. Además, previene de otras enfermedades de transmisión sexual y de embarazos no deseados.

 El preservativo masculino o condón es una funda muy fina de látex y flexible que se coloca sobre el pene erecto creando una barrera impermeable al esperma, al VIH y a otros microorganismos causantes de otras infecciones de transmisión sexual. Es un método fácil de utilizar, cómodo y económico, con una eficacia muy alta, de fácil transporte y no tiene ningún efecto secundario.

Los preservativos pueden ser divertidos ya que existen de diferentes sabores, colores y formas. Así, pueden incluirse en el juego erótico de las relaciones sexuales.  

El preservativo femenino es una funda lubricada de poliuretano de mayor tamaño que el preservativo masculino para poder recubrir todo el interior de la vagina. Permite crear una barrera impermeable al esperma, al VIH y a otras bacterias y virus. Posee un aro interior para facilitar su colocación, y un aro exterior para evitar que el preservativo se pueda replegar hacia el interior de la  vagina.

Las ventajas del preservativo femenino sobre el masculino son las siguientes: mayor resistencia que el preservativo masculino, es inodoro y viene ya lubricado. Puede insertarse hasta 8 horas antes de la relación sexual, sin necesidad de retirarlo inmediatamente después de la eyaculación. Es decir, no interfiere en la relación. El inconveniente principal es que es tres veces más caro que el preservativo masculino.

Son muchos los estudios que avalan la afirmación de que el uso del preservativo es el mejor medio de protección del que disponemos en nuestras relaciones sexuales, siempre y cuando se realice un uso correcto del mismo.

 

RECUERDA:

Si no tienes preservativos, existen otras prácticas sexuales que se pueden realizar sin peligro, obteniendo igualmente placer. Sólo es necesario un poco de imaginación.

 

¿CÓMO UTILIZAR CORRECTAMENTE EL PRESERVATIVO MASCULINO?

·       Abrir el preservativo con cuidado de no dañarlo con uñas, anillos y dientes. Una vez abierto, antes de colocarlo, comprobar si el preservativo está al derecho o al revés (esto se puede hacer soplando un poco dentro del preservativo para ver hacia que lado lo tenemos que desenrollar).

·       Colocar el preservativo sobre el pene en erección, antes de la penetración vaginal, anal u oral.

·       Presionar la punta del depósito del preservativo para expulsar el aire y dejar espacio para el semen. Si el preservativo no lleva depósito, éste debe hacerse al colocarlo, dejando un espacio libre de 1 a 2 cm de largo en la punta del pene.

·       Desenrollar el preservativo hasta cubrir completamente el pene.

·       Usarlo durante toda la penetración. Es aconsejable lubricar el preservativo una vez puesto para facilitar la penetración. Muchos ya vienen con el lubricante incorporado, pero si no es suficiente se pueden comprar en las farmacias, teniendo en cuenta que sean solubles en agua, ya que los aceites pueden estropear el látex del preservativo.

·       Después de eyacular y antes de que la erección disminuya, hay que retirar el preservativo sujetando el pene por la base.

·       Usar uno nuevo cada vez que se mantenga una relación sexual y si se cambia de práctica sexual (penetración vaginal, anal u oral).

                                                                         

RECOMENDACIONES

  • El preservativo masculino o condón se ha de colocar antes de cualquier contacto sexual con penetración ya que son frecuentes las pequeñas secreciones de semen antes de la eyaculación.

  • Compra preservativos de calidad y fíjate en la fecha de caducidad. NO utilices preservativos caducados.
  • Si el preservativo presenta algún signo de deterioro NO lo utilices.
  • Cambia el condón en cada relación sexual aunque no haya habido penetración.
  • No utilices como lubricante vaselina, aceites o cremas con lanolina, ya que deterioran el condón. Si usas lubricantes deberán ser cremas solubles en agua o cremas espermicidas.
  • Guarda los preservativos en un lugar seco y presérvalo de la luz directa del sol.
  • No utilices nunca dos preservativos al mismo tiempo ya que de esta forma es más fácil que se produzca una rotura.

 

¿CÓMO UTILIZAR CORRECTAMENTE EL PRESERVATIVO FEMENINO?

 

1) Abrir el envoltorio cuidadosamente para no dañarlo.

2) El anillo de la parte cerrada del preservativo sirve de guía para colocarlo en el fondo de la vagina mientras que el otro extremo termina en un aro más grande que queda fuera de la vagina cubriendo los genitales externos de la mujer. El preservativo femenino se comercializa lubricado. Si se requiere una lubricación adicional, hay que poner el lubricante en el interior.   

3) Sostener el preservativo con el anillo externo colgado hacia abajo. Coger el anillo de la parte cerrada del preservativo (interno) y apretarlo entre los dedos pulgar e índice o corazón de forma que quede largo y estrecho.

4) Elegir una posición cómoda para la colocación del preservativo. Puede ser de pie con el otro pie encima de una silla; sentada con las rodillas separadas, agachada o acostada.   

5) Introducir el aro interno en la vagina.


6)Empujar el aro interno (metiendo el dedo índice en el condón) lo más profundamente posible de forma que quede en el fondo. El anillo exterior debe cubrir los genitales externos de la mujer.

7) El preservativo femenino no necesita retirarse inmediatamente después de la eyaculación. Una vez terminada la relación y retirado el pene, quitar el preservativo apretando el anillo externo, retorciéndolo para mantener el semen en el interior del preservativo. Tirar hacia fuera delicadamente.

8) Después de usarlo hay que tirarlo a la basura, no al WC.

9) Usar uno nuevo cada vez que se mantenga una relación sexual. El preservativo femenino supone una alternativa frente al masculino y además permite a las mujeres elegir libremente el uso de un método de protección frente al VIH para mantener relaciones sexuales con penetración seguras